La salud bucal y el rendimiento deportivo están íntimamente relacionados. Muchos deportistas se olvidan de cuidar su boca y esto puede afectar a los resultados que quieren conseguir. El Gabinete de Odontología Fernando Soria propone una serie recomendaciones para poder mejorar estos hábitos.

Todas las actividades deportivas requieren de un esfuerzo físico. El organismo debe estar a un nivel óptimo con el fin de evitar lesiones y lograr los objetivos. La boca, como parte implicada en la actividad deportiva, debe gozar de una buena salud para que nos acompañe en este esfuerzo.

Las principales causas que pueden afectar al rendimiento deportivo y que vienen derivadas de la boca son las siguientes:

Enfermedades periodontales

Una mala salud en las encías puede generar su inflamación y su sangrado, así como acumular bacterias que se pueden desplazar por el torrente sanguíneo. Asegurarse de que las encías están sanas evita que otras afecciones como el infarto de miocardio, la diabetes o los desórdenes musculares y articulares se agraven.

Una mala higiene bucal puede generar una mayor formación de placa bacteriana que durante el esfuerzo físico puede provocar tanto el sangrado como una sequedad bucal mayor.

Bruxismo

La mayoría de las personas aprietan los dientes mientras realizan un esfuerzo físico. En muchos casos, este hábito se traduce en mantenere la tensión en la boca tanto apretando como rechinando los dientes después de realizar deporte. Las consecuencias inmediatas son el desgaste dentario, las fracturas de las piezas dentales y la hipersensibilidad ante el frío y el calor.

Además, el bruxismo puede generar una sobrecarga muscular en la zona del cuello al estar ligados los músculos mandibulares con los cervicales, provocando dolor de cabeza y espalda. Es importante que los deportistas relajen la mandíbula, al igual que estiran otros músculos y en los casos más agudos recurran al uso de férulas de descarga.

Formación de caries

Los deportistas suelen tener un alto índice de caries. Esto se debe a varios factores: el primero es el alto consumo de azúcares que ayudan al rendimiento deportivo. Es frecuente ver a los deportistas consumiendo bebidas isotónicas, hidratos de carbono, zumos, barritas energéticas. Todas tienen en común unos altos niveles de azúcares que ayudan a los músculos a recuperarse y tener un mejor rendimiento.

El segundo es que el consumo de estos productos provoca una mayor sequedad bucal y en consecuencia una formación de caries más rápida. La saliva es una barrera natural que protege a los dientes de la agresión del azúcar; por lo que determinados alimentos, unidos al esfuerzo físico hacen que la protección disminuya.

El Gabinete de Odontología Fernando Soria recomienda pasar revisiones periódicas con nuestros especialistas para asegurar un mejor rendimiento deportivo. Cuidar la salud bucal y mantener unos hábitos como cepillarse los dientes tres veces al día de manera correcta y acudir, al menos, una vez al año al dentista.

Te invitamos a que  pidas una cita gratuita con nosotros y valoremos tu caso de manera personalizada para ayudarte a mejorar tu rendimiento deportivo.

© 2015 FERNANDO SORIA | CLÍNICA DENTAL

logo-footer

SÍGUENOS:              

Dentista en madrid Fernando Soria