fbpx

En qué consiste la enfermedad periodontal

Entre los muchos servicios que ofrecemos las clínicas dentales de Madrid te habrás dado cuenta que uno de los que más interés suscita es el tratamiento periodontal y su precio. Si nunca has tenido un problema relacionado con esto es probable que ni siquiera sepas en qué consiste, o tan solo muy por encima. Por eso hemos querido redactar este post en que te contamos qué es, qué supone y cómo atajarlo.

La periodoncia es aquel área de la odontología que se dedica a todo lo relacionado con las encías, aunque en realidad abarca también el hueso alveolar, el ligamento periodontal y el cemento radicular. Por lo general al pensar en odontología nos centramos en los dientes, pero como ves, hay otras muchas partes que son fundamentales para gozar de una buena salud bucodental.

Las encías y lo que las rodea son las encargadas de proteger la dentadura y asegurar su firmeza. Si hay algún problema con ellas éste se puede trasladar a las piezas dentales, ocasionando otros mucho más graves. De ahí que sea tan importante cuidarlas y tenerlas siempre en cuenta.

Gingivitis y periodontitis

La higiene dental también les afecta, porque es lo que permite mantener a raya las bacterias y evitar infecciones. Son la principal razón de las enfermedades que se producen en las encías. Estas son principalmente dos:

  • Gingivitis. Se trata de la inflamación de las encías, que viene derivada de la acumulación de placa bacteriana. Suele ser fácil de identificar ya que, además de una ligera hinchazón y enrojecimiento de las encías, se produce un sangrado al cepillarse los dientes. Es el síntoma más claro de que algo no va bien y que te ha de hacer pedir consulta con el doctor Fernando Soria para comprobar qué pasa.
  • Periodontitis. Se considera más grave que la gingivitis y suele ser consecuencia de no haber curado ésta. En este caso va más allá de las encías, puesto que también afecta al hueso alveolar y el ligamento periodontal. Si no se trata a tiempo puede llegar a destruir estos tejidos con la consecuente pérdida de piezas dentales.