fbpx

Consejos para mejorar la salud bucodental

La salud bucodental se ha convertido en uno de los pilares fundamentales para gozar de una buena salud y una buena calidad de vida. Más allá de la estética, es importante tener en cuenta la salud interna de nuestros dientes y encías.

Según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicado en 2012, la salud bucal se puede definir como “la ausencia de dolor orofacial, cáncer de boca o de garganta, infecciones y llagas bucales, enfermedades periodontales (de las encías), caries, pérdida de dientes y otras enfermedades y trastornos que limitan en la persona afectada la capacidad de morder, masticar, sonreír y hablar, al tiempo que repercuten en su bienestar psicosocial.”

Este mismo estudio de la OMS, revela que:

  • El 60%-90% de los escolares y casi el 100% de los adultos tienen caries dental en todo el mundo.
  • Las enfermedades periodontales graves, que pueden desembocar en la pérdida de dientes, afectan a un 15%-20% de los adultos de edad media (35-44 años).
  • Alrededor del 30% de la población mundial con edades comprendidas entre los 65 y los 74 años no tiene dientes naturales.
  • Las dolencias bucodentales, tanto en niños como en adultos, tienden a ser más frecuentes entre los grupos pobres y desfavorecidos.
  • Son factores de riesgo para el padecimiento de enfermedades bucodentales, entre otros, la mala alimentación, el tabaquismo, el consumo nocivo de alcohol y la falta de higiene bucodental, aunque existen también diversos determinantes sociales.
En el Gabinete de Odontología Fernando Soria seguimos los consejos y recomendaciones del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Madrid (COEM), donde lo importante es prevenir a través de nuestros hábitos diarios los factores de riesgo que pueden causar problemas en nuestra boca
  • Placa dental: mantener controlada su formación es crucial llevar a cabo un uso correcto del cepillo de dientes, así como cepillarse 3 veces al día. El tipo de cepillo y pasta dentífrica que debemos usar lo podemos consultar con un especialista.
  • Cambios en la dieta: reducir el número de alimentos azucarados, en especial antes de ir a dormir. Reducir el número de bebidas azucaradas y carbonatadas que reducen el pH de la boca y favorecen el aumento de caries y erosiones.
  • Evitar fumar: el consumo de tabaco fomenta la aparición de cáncer oral y puede aumentar con frecuencia cuando se combina con alcohol. Además, el tabaco favorece la enfermedad de las encías, disminuye la saliva aumentando la caries, produce halitosis y altera el gusto y el olfato.
  • Atención con la colocación de piercings y otros elementos en la anatomía bucal pueden favorecer la aparición de lesiones y traumatismos. Es importante vigilar su correcta colocación y ser escrupolosos con la higiene, así como hacer revisiones periódicas al dentista para asegurarnos de que no están provocando graves perjuicios en nuestros dientes.

También es importante tener en cuenta otras medidas como el uso de colutorios, hilo dental o wáter pik para mejorar la higiene. Mantener una dieta sana y equilibrada, además de rica en vitaminas que favorezca la prevención de enfermedades en encías y dientes.

Según la última Encuesta de Salud Nacional de España publicada por el Ministerio de Salud en 2013 (relativa a los años 2011/2012), el 59% de la población no acudió al dentista en el último año. Siendo las mujeres las que de manera más regular se preocupan de su salud bucodental y pasan las revisiones programadas, mientras que los hombres no están tan concienciados de la importancia de acudir al dentista.

Lo más aconsejable para saber el estado real de nuestra boca, dientes y encías es acudir a revisiones periódicas cada 6 meses o un año para asegurarnos con el especialista de que no existe riesgo de enfermedades o para prevenir las mismas. Puedes pedir cita con nosotros en cualquiera de las clínicas del Gabinete de Odontología Fernando Soria o a través del formulario de la web.