fbpx
clinica estetica dental madrid

¿Cuándo someterse a una limpieza dental profesional?

Como clínica de estética dental en Madrid recordamos a todos nuestros pacientes, o a quien pueda leer este post, lo esencial que es mantener unos correctos hábitos de higiene bucodental. También la necesidad de someterse a una limpieza profesional cada cierto tiempo. 

Seguro que sabes que, aunque nos cepillemos de forma rigurosa después de cada comida y usemos el cepillo adecuado además de hilo y enjuague, la placa bacteriana se acumula poco a poco. Por eso es clave acometer una limpieza en profundidad, como mínimo, de forma anual. Es una de las maneras de evitar desarrollar enfermedades periodontales como por ejemplo gingivitis o periodontitis. Afecciones bucales que, en sus estadios más avanzados, pueden hacer que perdamos alguna pieza dental. 

Con una limpieza profesional, en la clínica de Fernando Soria eliminaremos también las posibles manchas que haya en los dientes. Manchas que son consecuencia, entre otras cosas, del tabaco, el café y el té. De hecho, este último tiñe los dientes con más intensidad que el café aunque muchas veces se piense lo contrario. 

La frecuencia de las limpiezas bucales varía según sean los hábitos de higiene del paciente en cuestión. Además, si por ejemplo se padece una enfermedad periodontal, lo aconsejable será hacerla una vez al mes. A veces se hace también un curetaje para eliminar el sarro y la placa bacteriana que se acumulan por debajo de la línea de las encías. Tras un tratamiento de ortodoncia también puede ser recomendable acometer una limpieza en profundidad de toda la cavidad oral. 

Tras la limpieza, el paciente notará que le resulta más sencillo cepillarse los dientes. ¿La razón? Pues que antes de hacerla podía haber rincones obstruidos debido al sarro a los que ni el cepillo ni el hilo o seda dental podían acceder. 

En resumen, los beneficios de una limpieza profesional son básicamente de dos tipos: 

  1. Estéticos: mantiene los dientes más blancos y sanos.
  2. Preventivos: para evitar enfermedades orales, halitosis y enfermedades periodontales. También se reduce el riesgo de desarrollar patologías como la caries o la acumulación de biofilm oral en la boca. 

Además, en una limpieza el especialista puede detectar alguna complicación en dientes y encías que no se hubiera advertido antes.