fbpx
clínicas dentales de lujo

La lengua en tu rutina de higiene bucodental

Como una de las clínicas dentales de lujo de Madrid no podemos más que insistir en la necesidad de respetar a rajatabla una serie de pautas de higiene bucodental. Pautas que incluyen, como no, a la lengua. Vamos a ver las razones por las que es clave no olvidarla cuando nos lavamos la boca tras cada comida. 

Lo primero que tenemos que poner de relieve es que en la lengua se acumulan gran cantidad de bacterias orales. Por eso hemos de tener presentes una serie de hábitos de higiene y limpieza para mantenerla a raya. Porque tan importante es incidir sobre los dientes y el tejido gingival como sobre ella. No en vano, una higiene deficiente puede provocar la aparición de halitosis. Además, en el mercado tienes a tu disposición herramientas específicas que te facilitarán la tarea. En la Clínica Fernando Soria te diremos cuáles son las más indicadas en tu caso. Por ejemplo, te indicaremos qué tipo de limpiadores linguales debes usar para llegar a zonas de difícil acceso gracias a su forma arqueada. Por lo general, tienen dos caras. Una lisa para higienizar los laterales de la lengua y otra de perfil ondulado que se adapta a la depresión central.

Pasos a seguir 

 

  1. Limpiar la zona central de la lengua: la superficie arqueada del limpiador lingual tiene que quedar boca abajo para alcanzar la zona trasera de la lengua e ir después hacia la punta.
  2. Usar la cara lisa para limpiar los laterales de la lengua. 
  3. Enjuagar la boca con agua para eliminar las partículas que persistan de los pasos anteriores.

Algunos cepillos de dientes llevan en la parte posterior un limpiador concebido para eliminar las bacterias de la lengua. De todas formas, la lengua también puede limpiarse con las cerdas del cepillo. Insistimos en que las bacterias de la lengua, aparte de causar halitosis como decíamos, pueden desplazarse por el resto de la boca y llegar a los dientes provocando caries o gingivitis. Por eso no podemos olvidarnos de sumar la lengua en la rutina de higiene bucal del día a día para poder disfrutar de una sonrisa sana y bonita. Porque hay que incluir el uso de cepillo, hilo y enjuague no solo para limpiar las piezas dentales, sino el conjunto de la cavidad.